Los diez funerales más vistos de la historia (II)

Los diez funerales más vistos de la historia (II) - Pompas Fúnebres San Nicolás

Tal y como os contábamos la semana pasada, en 2009 unos 750 millones observarán cada detalle del memorial del Rey del Pop, Michael Jackson. 

Sin embargo, ha habido otros funerales que serán recordados durante mucho tiempo. Hoy continuamos con la lista de los diez más importantes según la revista Time.

John Lennon

Yoko Ono no quiso hacer un funeral tras encontrar a su esposo asesinado en su departamento de Nueva York. Pero en su lugar, unas 100.000 personas se reunieron a las 14.00 horas en Central Park para rezar por el alma del ex Beatle. Fue un 14 de diciembre y millones en todo el mundo dedicaron un minuto de silencio por su muerte.

Lady Di

La princesa de Gales causaba revuelo todo el tiempo y esto no terminó ni siquiera con su muerte, en un accidente automovilístico. El 6 de septiembre de 1997, el mundo puso su mirada hacia Westminster Abbey en Londres, donde la princesa luciría por última vez uno de sus conjuntos de moda que tanto la caracterizaban. Unos 2.5 millones de personas vieron el evento por televisión y 2.000 invitados asistieron al servicio.

Juan Pablo II

Por su muerte, el Vaticano desembolsó 7 millones de euros. Fieles de todo el mundo viajaron hasta Roma para presentar sus respetos al Papa más carismático y una de las figuras más populares del Siglo XX. 

Unas 200 personalidades de todo el mundo participaron en los funerales, cantada por los coros de la Capilla Sixtina y del «Mater Ecclesiae», y su misa fue celebrada por 100 cardenales presentes en Roma, vestidos con sus paramentos púrpura y mitra blanca.

James Brown

Un funeral no era suficiente para despedir al cantante de jazz, el mundo exigía al menos tres. El más grande fue en su ciudad natal Augusta, donde unos 9.000 fanáticos cantaron y bailaron música en vivo con la interpretación de su banda, Soul General. Michael Jackson también asistió al llamado «Tour de Despedida» para dar un beso en la frente a Brown.

Joe Dimaggio

El Yankee Stadium se convirtió en un bunker humano aquel 16 de agosto de 1948, cuando la estrella de los Yankees murió a causa de un cáncer de garganta. Más de 75.000 personas se reunieron para presentar sus respetos al beisbolista y otros rodearon la catedral de San Patricio a pesar de la lluvia que cayó ese día.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Call Now Button Ir al contenido