El rito funerario más común en España

Burning votive candles on dark background

Pese a que España, según su Constitución, es un Estado aconfesional desde el año 1978, la religión católica ha sido y sigue siendo la religión más presente en la vida de los españoles, algo que se puede ver en el rito funerario más común en España, que es el rito católico, algo en lo que queremos profundizar desde Funeraria San Nicolás.

El rito católico, presente en todo el mundo, aunque con diferentes versiones, se caracteriza por contar con tres etapas desde la muerte hasta que los restos reposan eternamente. Estas etapas son: el velatorio, la misa del difunto y, por último, la inhumación.

El primero, el velatorio, consiste en la colocación del cuerpo del difunto en un ataúd para que los conocidos y familiares vayan a ofrecer el pésame. Actualmente esto se lleva a cabo en la funeraria o en el tanatorio, en donde se suelen depositar flores y coronas para presentar respeto, pero era una tradición llevarlo a cabo en casa, algo que ya no suele suceder.

El segundo, la misa del difunto, es la parte del rito en la que se recibe el cuerpo, se realiza la liturgia de la palabra, la liturgia de la eucaristía, la última encomendación y el adiós final. En el pasado se realizaba en la iglesia del municipio, pero en la actualidad existen capillas en los tanatorios. 

La inhumación es la tercera y última parte, que consiste en el entierro del cuerpo en el cementerio, donde el cura y la familia dan el último adiós.